¿Quieres vivir más? Estos son los deportes que debes practicar

Si quieres aumentar tu esperanza de vida juega al tenis, al bádminton o practica deportes de equipo. Es más efectivo que nadar, correr y andar en bici.

Las personas que practican deportes de raqueta o en equipo vivirán más que aquellos que se decantan por actividades físicas solitarias o que, directamente, no hacen deporte. Un estudio sugiere que el tenis, el bádminton o deportes en equipo como el fútbol alargan la vida de las personas que los practican, por encima de quienes corren, nadan o salen a andar en bicicleta.

Este estudio incide en el hecho de relacionarse socialmente a través del deporte, ya que los deportes de raqueta ya habían sido objeto de un análisis en 2017 en el que se demostraban sus ventajas sobre el ‘running’. Ahora, los datos de más de ocho mil ciudadanos residentes en Copenhague sirven para demostrar las bondades del ejercicio físico.

Los hábitos de vida de 8.600 daneses han servido para demostrar que, tomando como referencia la esperanza de vida de las personas sedentarias, hacer deporte alarga la vida. Se han estudiado ocho deportes, los más populares entre los habitantes de Copenhague, y el resultado es que las personas que practican tenis vivían una media de 9,7 años más que aquellos que no hacían deporte.

Una cifra más que notable, similar a la de aquellos que practican bádminton, con 6,2 años más de vida de media, y los que juegan al fútbol, que tienen una esperanza de vida de 5 años más que los sedentarios. En comparación, correr y andar en bici también son efectivos, pero menos que los otros deportes: en concreto, el running alarga la vida una media de 3,2 años y la bicicleta, 3,7.

 

 

¿Deporte, relaciones sociales o factor socioeconómico?

El doctor James O’Keefe, codirector del estudio y cardiólogo del Hospital Saint Luke de Kansas City, en Estados Unidos, asegura que es imposible, en este momento, saber por qué unos deportes son más beneficiosos que otros, ya que hablamos de prácticas ligeras y no profesionales. Incluso se plantean que sea por un tema socioeconómico.

En declaraciones que recoge el New York Times, O’Keefe especula con que las personas que tienen dinero y tiempo libre suficiente para jugar al tenis, viven más precisamente por eso, porque tienen una capacidad económica mayor y disponen de más tiempo libre, no porque jueguen al tenis.

Sin embargo, el codirector del estudio centra sus especulaciones en la posibilidad de que sean las relaciones sociales el punto determinante. “Otros estudios han demostrado que relacionarse reduce el estrés. Así que hacer deporte e interactuar con otras personas en partidos o deportes de equipo puede tener efectos físicos y psicológicos sobre quienes los practican. Cuidar el corazón es importante, pero parece que conectar con otras personas también lo es”.

 

 

Fuente: El Confidencial