Esta temporada, la Agrupación Deportiva de la Sierra, pone en marcha un nuevo proyecto deportivo que pretende educar en los valores del juego limpio y el respeto a los jugadores rivales y equipos arbitrales.

A las ligas de deportes de equipo, baloncesto, fútbol, fútbol sala y voleibol, se incorpora la Tarjeta Verde. Es una tarjeta más que estará en posesión del árbitro y que éste podrá sacara a jugadores y entrenadores de los equipos en competición cuando considere que alguno de ellos ha realizado una acción deportiva hacia los rivales y jueces, aunque con esa decesión se perjudique al equipo que la toma.

Lo que se pretende con esta tarjeta es que no tenga un carácter sancionador, sino todo lo contrario. Que se convierta en un premio para la persona que ha ayudado a un contrario, al árbitro o que, simplemente, hace que las decisiones que tome el juez de la competición sean las correctas, evitando el engaño y las trampas.

Con esta medida, A.D.S. quiere que las competiciones que organiza estén basadas en el compañerismo, el respeto, la deportivad, el juego limpio, la diversión y la educación.